Cuando Tomás Moreno Romero, mejor conocido como Tomasito, se sube a un escenario, nadie se mantiene indiferente. Todo lo mueve con su rock gitano, su fuerza y temeridad. Con canciones como Camino del hoyo se le ha metido a medio mundo en la cabeza y en el cuerpo. Con su particular forma de encarnar la herencia flamenca, su ritmo es tan contagiante como irresistible. No apto para cardíacos.

Investigación y desarrollo
Mesa redonda
Martes 23
17.15 – 18h

Registro